“THE ONES” - Todo héroe necesita un hombro

¿Quién sería Luke Skywalker sin Yoda?
¿Cómo hubiera acabado Blancanieves sin los siete enanitos?
¿Qué haría un piloto de F1 sin sus mecánicos?

Cada héroe, campeón o persona con grandes aspiraciones necesita a alguien que le apoye, le siga, le sostenga, le ayude.

Cuando vemos a un terapeuta apasionado por su trabajo… vemos a ese “alguien”.

Levantarse a la 4:30 de la mañana para estar listo en el puesto de tratamiento en otro continente a las 3 de la tarde…
Plegar una camilla portátil, meterla en su funda y cargarla al hombro a medianoche tras haber completado el último tratamiento del día…
Perder la noción del tiempo mientras se efectúa una evaluación completa para lograr un tratamiento efectivo el día siguiente…
Estudiar durante la comida o en el tren para mejorar la técnica…
Saber escuchar para dar un buen consejo, sin olvidarse de su papel profesional…

Éste es el arduo camino de aquellos que se levantan por las mañanas para ayudar a alguien a conseguir un resultado…

¿Te reconoces?