marzo 9, 2018 Categorizado en:

Tecar … ¿de qué estamos hablando?

Una breve presentación

Cualquiera que haya tenido una tendinopatía, un accidente o una operación ortopédica probablemente ya haya oído hablar de ella. Aquellos que poseen centros de rehabilitación o trabajan en el deporte, sin duda, sabrán de lo que estamos hablando. Tecar es una tecnología médica generalizada en toda Europa, utilizada para ayudar en el proceso de curación después de una lesión.
¿Funciona o no? En este caso la respuesta es, una vez más, ¡depende! Pero, ¿de qué depende? Aquí las cosas se complican, pero podríamos simplificar diciendo: depende de las características del equipo y, en gran medida, de la experiencia y habilidad de la persona que lo usa.

Para comprender mejor esta respuesta, demos un paso atrás y centrémonos en lo que este equipo puede generar cuando se aplica al cuerpo humano: aumento de la perfusión sanguínea, vasodilatación, aumento de la proliferación celular, todos los fenómenos estrechamente relacionados con el proceso inflamatorio y la reparación de tejidos biológicos.
Lo primero que hay que entender es que estas reacciones, mientras se influencian entre sí, pueden ser estimuladas con intensidad variable, en diferentes momentos y en áreas más pequeñas o más grandes dependiendo de cómo el equipo se aplica al cuerpo de acuerdo con el objetivo terapéutico. Y ésta es una de las características que hacen que la tecnología tecar sea particularmente útil.

/db15dc92818f8039bc8112a9bc9c5a59.jpg” alt=””>

Volvamos a los ejemplos anteriores

La inflamación es, por lo tanto, un proceso que no solo es útil, sino que también es necesario y deseable, incluso para solucionar su pequeño e hipotético accidente matutino anterior. Después de unos días, acude a un médico y descubre que la esquina de la cama dañó algunas fibras en el ligamento metatarsiano transverso superficial, así como algunas venas capilares circundantes. La situación en el área relacionada con el daño tisular se puede comparar con lo que sucedería si el clima bastante violento hubiera dañado un edificio. Imaginemos el Hotel Marina Bay en Singapur…

segunda parte de este artículo.

Al igual que todo el contenido que producimos con el apoyo de nuestro comité técnico, este artículo no pretende dar recomendaciones médicas ni ser utilizado como una alternativa a la opinión de un médico. Simplemente tiene como objetivo proporcionar información inicial sobre cuestiones relacionadas con la salud y las tecnologías y programas que desarrollamos. Para obtener una opinión médica en profundidad, consulte a un médico especialista en su problema.