noviembre 24, 2020 Categorizado en: ,

¿Qué hay que tener en cuenta en el tratamiento de lumbalgia con tecnología tecar?

El tratamiento de la lumbalgia con un equipo tecar es un tema del que se habla desde que los seres humanos tienen memoria. A lo largo de los años de la ciencia moderna se han realizado innumerables estudios sobre su prevalencia, epidemiología, etiología y posibles soluciones.

A pesar de ser un tema muy estudiado, es difícil definir un protocolo de tratamiento único para el manejo de un episodio de lumbalgia. De hecho, las publicaciones y los datos disponibles son heterogéneos y a menudo llegan a conclusiones contradictorias.

Al seleccionar algunos estudios, hemos identificado estos puntos de discusión:

  1. El porcentaje entre el 59 y el 89% de la población enfrenta al menos un episodio de dolor de espalda a lo largo de su vida. La variación fluctúa según el estudio considerado.
  2. Aunque exista la creencia generalizada de que el dolor de espalda se resuelve espontáneamente en 6 semanas, muchos estudios informan de una recurrencia de casos de lumbalgia a los 3, 6 y 12 meses que supera ampliamente el 70% de los casos.
  3. En la mayoría de los casos (> 70%) no existe una causa identificable específica.
  4. Los datos y estudios disponibles no permiten identificar una terapia única y electiva.
  5. En más del 50% de los casos, el episodio de lumbalgia provoca algún tipo de discapacidad asociada con el dolor agudo¹.
Dolor lumbar

En pocas palabras, la lumbalgia es una condición muy común y representa uno de los puntos de contacto más frecuentes entre paciente y terapeuta. Si se convierte en una oportunidad para desencadenar una relación positiva, depende de cuanto el terapeuta sea capaz de resolver el problema de manera rápida y duradera.

A partir del diagnóstico, la lumbalgia es un tema complejo: no parece tener un proceso diagnóstico que al mismo tiempo garantice una alta especificidad y una alta sensibilidad. O más bien, parece que una gran parte de los diagnósticos disponibles están más orientados a identificar posibles “señales de alerta” y, por lo tanto, indicar lo que NO se debe hacer en lugar de profundizar en las causas no específicas que contribuyen al dolor de espalda.

Dada la heterogeneidad de estas causas, incluso en términos de tratamiento, es imposible identificar un “golden standard”. Las guías internacionales sobre el manejo de la lumbalgia se limitan a menudo a dar indicaciones sobre la información que se debe brindar al paciente, recomendar el manejo de los síntomas en la persistencia del cuadro clínico y enfatizar la importancia del ejercicio físico controlado. Desaconsejan programas prolongados de entrenamiento o tratamiento basados ​​únicamente en terapias pasivas únicas².

El resultado de este contexto general es:

  • una gran parte de la población sigue necesitando soluciones rápidas y duraderas
  • es muy difícil encontrar una respuesta en un protocolo estándar
  • parece que cada paciente necesite un análisis específico y un tratamiento personalizado

Conscientes de esto, muchos terapeutas que emplean nuestras tecnologías a menudo nos preguntan cómo gestionar el tratamiento de lumbalgia con tecar.

Los informamos en este artículo e intentamos dar algunas respuestas. A la hora de leerlos sugerimos tener en cuenta que han sido elaborados según las características específicas del instrumento T-Plus. Por tanto, es posible, sino probable, que algunas consideraciones no se apliquen a otros instrumentos de tipo tecar.

Lumbalgia y tecar, aquí posibles preguntas frecuentes del fisioterapeuta en el tratamiento:

¿Está indicada la terapia con tecar caso de dolor lumbar?

El término tecarterpia identifica una terapia realizada a través de un instrumento tecar, pero este término a veces puede ser engañoso. Un dispositivo tecar bien diseñado da la posibilidad de generar selectivamente diferentes reacciones dentro del cuerpo. Por esto cada una de ellas podría estar indicada o contraindicada para la condición clínica específica que se está tratando.

La cuestión no es si la terapia con tecar está indicada o no para el dolor lumbar, sino entender qué reacciones es útil estimular según la condición clínica del tejido que se está tratando.

En el caso de dolor lumbar inespecífico, donde el grupo de pruebas de diagnóstico ha identificado, por ejemplo, que el dolor proviene de un “trigger point” ubicado a lo largo del cuadrado del lomo, el aumento de temperatura profunda y el aumento de la perfusión sanguínea podrían ser dos reacciones útiles. Estas dos se estimularán a través de un electrodo resistivo grande y una cantidad de energía suficiente para desencadenar tales reacciones. Por otro lado, si el problema estuviera vinculado por ejemplo a una inflamación localizada a nivel de las facetas articulares, el aumento de temperatura estaría contraindicado y sería mucho más útil centrarse en el proceso de drenaje y reparación del tejido con electrodos más específicos para este tipo de aplicación.

Tratamiento para el dolor de espalda
Tratamiento con ganchos diatérmicos para lumbalgia

¿Cómo puedo tratar el dolor de espalda con el apoyo de un dispositivo tecar?

Definir un tratamiento a priori sin conocer el estado clínico del paciente es imposible. Al menos podemos identificar pautas de buenas prácticas que pueden ser útiles en muchos casos. El requisito previo es contar con un instrumento que te permita medir la energía transferida y la corriente generada. De esta manera sería posible transferir buenas cantidades de energía de forma continua (no pulsada) incluso sin aumentar la temperatura del tejido.

Basándonos en la práctica clínica de los centros de nuestra red y apoyados en la literatura, podemos argumentar que en casos de lumbalgia inespecífica las estructuras implicadas son:

el cuadrado de los lomos, la articulación sacroilíaca, el íleo-psoas, el diafragma, las nalgas y el piriforme. En un solo tratamiento es posible enfocar la energía suficiente en cada una de estas estructuras así que se desencadena un aumento de temperatura suficiente. Esto sirve para modificar su viscoelasticidad, reducir su rigidez y facilitar la circulación periférica. Al mismo tiempo, la transferencia de energía permite aumentar la perfusión sanguínea rica en oxígeno alrededor de las estructuras involucradas en el tratamiento.

Tecarterapia para el dolor lumbar
Tratamiento tecar por el dolor de espalda

¿Es mejor utilizar el modo capacitivo o el modo resistivo en el tratamiento de lumbalgia con tecar?

No hay una respuesta única a esta pregunta. En concreto, podemos responder con precisión qué se debe utilizar para estimular una determinada reacción. ¿La evaluación clínica o el diagnóstico diferencial indican que el tejido necesita un aumento de la perfusión sanguínea? En este caso, es mejor usar un resistivo grande. Por el contrario, ¿es útil concentrar un aumento térmico enfocado en una porción de tejido blando para facilitar la manipulación de la fascia muscular? En este caso, se necesitará un capacitivo hipertérmico que no requiera el uso de crema conductora. A partir de estos, que son solo ejemplos, la conclusión es que la respuesta está relacionada con el tipo de tejido y el tipo de reacciones que estamos tratando de estimular.

Lumbalgia y tratamiento con tecar

¿Cuántos tratamientos necesita para obtener resultados notables?

En base a la práctica clínica de los centros que forman parte de nuestra red, el cuadro clínico de la lumbalgia inespecífica debe mejorar desde el primer tratamiento. En promedio, en 3 tratamientos los síntomas deberían haber desaparecido prácticamente. Si después del tercer tratamiento no hay una mejora significativa, continuar con la misma estrategia de tratamiento no mejorará la situación. Será necesario volver al diagnóstico para comprender qué falta para completar el cuadro clínico.

Dolor lumbar y tecar

DISCLAIMER
Nuestras secciones dedicadas a la rehabilitación de estados patológicos tienen como objetivo compartir con médicos, fisioterapeutas y profesionales de la salud, con fines informativos, la justificación científica de los tratamientos que se pueden implementar a través de las tecnologías médicas que desarrollamos, dando elementos de reflexión útiles para comprender la relación causa / efecto de nuestras herramientas.

Además, los contenidos de estos artículos son el resultado de la investigación científica que promovemos directamente. El análisis de la bibliografía disponible y la síntesis de los datos clínicos aportados por los especialistas pertenecientes a nuestra red.

Cualquier información útil que pueda encontrar en estas páginas NUNCA debe reemplazar un análisis clínico en profundidad compatible con el grado de gravedad de la enfermedad que está enfrentando para su paciente. Esto NO se debe entender como un sustituto de la opinión del médico.

WINTECARE no se hace responsable de los efectos adversos resultantes del uso indebido de la información contenida en estas páginas.

¹Epidemiology of Low Back Pain; Topical Review; Laxmaiah Manchikanti, MD; Pain Physician, Volume 3; 2000

²European guidelines for the management of acute nonspecific low back pain in primary care; Eur Spine J; 2006; Van Tulder et al.

³Does the Application of Tecar Therapy Affect Temperature and Perfusion of Skin and Muscle Microcirculation? A pilot Feasibility Study on Healthy Subject; Clijsen et al; 2019; The Journal Of Alternative and Complementary Medicine